Comarca

El Comité de Sequía de Emproacsa actualiza la situación de los pantanos tras las últimas lluvias 

Pinterest LinkedIn Tumblr

El presidente de la Diputación y de Emproacsa explica que la vuelta del agua en la zona norte es cuestión de días

La Diputación de Córdoba ha acogido hoy una nueva reunión del Comité de Sequía, encuentro encabezado por el presidente de la institución provincial, Salvador Fuentes, que se ha celebrado con el objetivo de abordar la situación generada tras las últimas precipitaciones, “con las que se ha modificado, sustancialmente, el volumen de los distintos embalses de la provincia desde los que se capta el agua para las ETAP desde las que Emproacsa abastece a los cordobeses y cordobesas”.

De este modo se ha explicado Fuentes quien ha trasladado que “este Comité de Sequía ha acordado que la coherencia entre el Plan Especial de Sequía de la Confederación Hidrográfica y el presente Plan de Gestión de Riesgo por Sequía debe ser absoluta”.

“Del mismo modo, la gestión de riesgos requiere la definición de escenarios de progresivo desabastecimiento y de los indicadores y umbrales que motivarán el paso de un escenario a otro y, por tanto, la puesta en marcha de medidas”, ha apostillado Fuentes.

Para el máximo responsable de la Diputación y presidente de Emproacsa, “este Plan nos permite supervisar periódicamente los niveles de embalse que tienen cada uno de los pantanos que afectan a la provincia, y, en base a eso, decretar los escenarios que hay que tener presentes en función de la disponibilidad de agua para su consumo”.

En cuanto al escenario actual de cada uno de los pantanos, se ha decretado que el embalse de Iznájarcontinúa en situación de emergencia. Se sitúa al 25% de su capacidad con 230 hectómetros cúbicos. Para salir de emergencia tendría que acumular 251 hectómetros cúbicos y para pasar a la normalidad harían falta 512 hectómetros cúbicos.

El embalse de Martín Gonzalo pasa a situación de normalidad. Acumula 14,69 hectómetros cúbicos y está al 71% de su capacidad. El embalse de Sierra Boyera sale de la situación de emergencia y pasa a alerta. Acumula 28 hectómetros cúbicos y está al 72% de su capacidad. Finalmente, el embalse de Puente Nuevoestá al 29% de su capacidad y alcanza los 82 hectómetros cúbicos.

Fuentes ha insistido en que “cada una de estas especificaciones serán trasladadas a las áreas de influencia de cada uno de los embalses, desgranando las recomendaciones y ajustes que requieren cada una de las situaciones e insistiendo en la necesidad de realizar un uso y consumo responsable del agua a todos los niveles, con independencia del agua embalsada tras las últimas lluvias”.

“Si bien es cierto que el escenario ha cambiado de manera significativa tras la Semana Santa, no nadamos en la abundancia por lo que se hace necesario insistir en que hay que ser cautos y responsables en el consumo”, ha remarcado Fuentes 

Zona norte

En cuanto a la situación de la zona norte, el presidente de la Diputación de Córdoba ha afirmado que “es cuestión de días el devolver la normalidad en el consumo de agua potable que afecta a más de 80.000 vecinos y vecinas, puesto que las lluvias registradas aceleran el proceso de normalización”.

Según Fuentes, “ya se están realizando analíticas diarias para determinar el estado de las aguas, un hecho que, el lunes, se puso en conocimiento de la Junta de Andalucía para que cuando tengamos las conclusiones de los análisis realizados, el protocolo de actuación certifique la garantía de las aguas y nos permita abrir los grifos”. 

“Se está actuando también en el Plan de Verificación del Comportamiento Hidráulico de la red, tenemos que verificar la calidad del agua para que cuando activemos las conducciones tengamos la certeza de que el agua llega en perfecto estado”, ha abundado Fuentes. 

En relación con las cinco obras programadas en la zona norte, el también presidente de Emproacsa ha asegurado que “en abril estarán prácticamente en funcionamiento. 

Ya tenemos ultrasonido en La Colada, desde hace 20 días y está concluido el informe de fugas que traslada que puede haber incidencias que serán resueltas de inmediato”. 

Fuentes ha mencionado, además, que “la nave ya está montada en Cuartanero y se van a instalar las máquinas esta semana, esto es el tratamiento de dióxido de cloro y estará funcionamiento en abril. En cuanto a la cubrición de depósitos en Sierra Boyera se colocan la semana que viene, y nos quedaría, el tratamiento por flotación que se va a ultimar a finales de abril”.

“Estas acciones suponen reforzar el mecanismo de potabilización de todas las aguas de la zona norte, y concluir la primera fase que nos propusimos. La segunda fase vamos a programarla en 2024, porque debemos seguir avanzando en las obras hidráulicas de la provincia de Córdoba. Vamos a intentar no perder tiempo en las obras para la provincia porque no se nos puede olvidar la sequía, como ya pasó con la del año 95”, ha concluido Fuentes.

Clasificación de los escenarios de sequía

Escenario de normalidad. Situación en la que los indicadores muestran ausencia de escasez y no corresponde la adopción de medidas coyunturales. 

Escenario de pre-alerta. Inicio en la disminución de los recursos disponibles que puede suponer un riesgo para la atención de las demandas. Se podrán aplicar medidas de ahorro y control coyuntural de la demanda ante el riesgo de agravamiento de la situación.

Escenario de alerta. Claro riesgo de incurrir en desabastecimiento. Además de las anteriores, se podrán aplicar medidas destinadas a la conservación y movilización del recurso, planteándose reducciones en los suministros, la habilitación coyuntural de sistemas de intercambio de derechos y una mayor vigilancia de las zonas con alto valor ambiental.

Escenario de emergencia. Situación de máximo grado de afección por disminución de los disponibles. Además de las medidas que sean pertinentes entre las antes citadas, se podrán adoptar las medidas excepcionales y extraordinarias que puedan resultar de aplicación.

De este modo, en la zona de influencia del embalse de Martín Gonzalo, que incluye a los municipios de Montoro, Bujalance, Villafranca de Córdoba, Villa del Río, Cañete de las Torres, El Carpio, Adamuz y Pedro Abad, al entrar en situación de normalidad se establecen las siguientes medidas y recomendaciones a los ayuntamientos:

  • Mantenimiento, revisión y actualización del Plan de Gestión del Riesgo por Sequía. 
  • Preparación de las actuaciones y medidas para la eventual entrada en la fase denominada de prealerta. Inventariado y eliminación paulatina de contadores colectivos con el fin de favorecer el consumo responsable del agua, además de ofrecer la posibilidad de intensificar el seguimiento de los usuarios y usuarias afectados.

En el escenario de alerta, en el que se encuentra Sierra Boyera y su zona de influencia -Los Blázquez, Peñarroya, Pozoblanco. Alcaracejos, Añora, Belalcázar, Bélmez. Cardeña, Dos Torres, Espiel, Fuente La Lancha, Fuente Obejuna, El Guijo, Hinojosa del Duque, Obejo, Pedroche, Santa Eufemia, Torrecampo, Villanueva de Córdoba, Villanueva del Duque, Villanueva del Rey, Villaralto, El Viso, Villaviciosa de Córdoba, Villaharta,. Valsequillo, a Granjuela- se establecen las siguientes recomendaciones a los ayuntamientos sobre la demanda:

  • Que prohíban el uso de agua potable para el llenado de piscinas y baldeos.
  • Reducción de riegos y baldeos por parte de los entes locales con agua no potable de al menos el 75 %.
  • Emisión de bandos municipales indicando a la población las restricciones adoptadas para adaptarse al escenario de ahorro sobre el consumo.
  • Actuaciones para la reutilización de fuentes alternativas de suministro: la reutilización de aguas regeneradas constituyen una herramienta importante, no solo minimiza el consumo de agua de uso municipal, dedicado al riego de zonas verdes, baldeo de calles, etc.

En cuanto a la situación de emergencia en la que continúa el embalse de Iznájar, para los municipios afectados Aguilar de la Frontera, Almodóvar del Río, Baena, Benamejí, La Carlota, Castro del Río, Doña Mencía, Encinas Reales, Espejo, Fernán-Núñez (en parte), Fuente Carretero, Fuente Palmera, Guadalcázar, La Guijarrosa, Iznájar, Lucena (en parte), Luque, Montalbán de Córdoba, Montemayor, Montilla, Monturque, Moriles, Nueva Carteya, Palenciana, Posadas, Puente Genil, La Rambla, San Sebastián de los Ballesteros, Santaella, La Victora, Zuheros. Se establecen como recomendaciones: 

  • La emisión de bandos municipales indicando a la población las posibles restricciones adoptadas para adaptarse al escenario de ahorro sobre el consumo. Prohibición general de llenado de piscinas, riegos, uso de fuentes ornamentales y baldeos tanto para la población en general, industrias y comercios, entes municipales y la propia EMPROACSA. Medidas para la reducción de consumos municipales.

Del mismo modo se establecen como medidas generales, el informar a la ciudadanía, así como a los usuarios y usuarias de la situación de escasez y los riesgos asociados. Al mismo tiempo que se llevan a cabo acciones de información y sensibilización destinadas a poner en valor el agua de grifo y a fomentar medidas de ahorro en el consumo.

Trayectoria Comité Sequía 

El primer Comité de Sequia se reunió el 11 de enero de 2022 como consecuencia de la situación general del abastecimiento. El 22 de febrero del mismo año se acuerda la aprobación del Plan de Gestión de Riesgo por Sequía, tras la finalización del periodo de participación pública del texto que fue aprobado, inicialmente, el 1 de diciembre de 2021.

El 21 de marzo se realiza una presentación pública a ayuntamientos y medios por parte de Emproacsa, comunicándose igualmente a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. 

Durante este tiempo se han venido realizando reuniones del Comité de Sequía mensualmente para abordar la toma de decisiones a aquellas cuestiones suscitadas en lo concerniente al abastecimiento de agua a la población de la provincia de Córdoba.

Write A Comment