Comarca

La Diputación comienza la instalación de los equipos de dosificación de dióxido de cloro que tratarán el agua de La Colada

Pinterest LinkedIn Tumblr

Salvador Fuentes recalca que “es un paso muy importante para lograr la potabilización del agua en la zona norte de Córdoba”

La Diputación de Córdoba ha dado ya comienzo a los trabajos necesarios para la instalación de los equipos de generación y dosificación de dióxido de cloro en el depósito de Cuartanero, donde el agua que llega desde La Colada será tratada en un primer momento.

El presidente de la institución provincial, Salvador Fuentes, se ha desplazado a este depósito, ubicado entre La Colada y Sierra Boyera, para conocer de cerca cómo se están desarrollando los trabajos de preparación para el montaje de este sistema de dosificación que, según Fuentes, “permite tratar el agua y eliminar materia orgánica”.

De este modo, ha continuado, “el agua pasaría a la ETAP de Sierra Boyera con un primer tratamiento y en condiciones de seguir siendo acondicionada”. “Es un paso muy importante para lograr su potabilización en la zona norte de Córdoba, donde recordemos que hay más de 80.000 personas de Los Pedroches y el Guadiato que no tienen agua para beber desde abril del año pasado”, ha subrayado.

Los trabajos, que desarrolla la empresa Aplicor, consisten en la instalación de una losa de hormigón sobre la que  irán unas naves que van a albergar los equipos de dosificación de dióxido de cloro. Se trata de una obra muy compleja porque en la zona no hay abastecimiento eléctrico y, por tanto, el proyecto conlleva una instalación de placas solares.

El máximo representante de la Diputación ha recordado que “este trabajo se complementa con el resto de actuaciones que estamos acometiendo en La Colada y Sierra Boyera, con una inversión de cuatro millones de euros aportados por la Junta de Andalucía, y que tiene por objeto lograr una potabilizadora de última generación en Sierra Boyera”.

Las cinco actuaciones previstas son la disposición de un sistema de ultrasonidos para evitar la proliferación masiva de algas que se da en La Colada, de manera que se reduzca la materia orgánica del líquido cuando llegue a Cuartanero (donde se va a instalar el mencionado sistema de dosificación de dióxido de cloro); la instalación de cubiertas localizadas y un sistema de clarificación por flotación en la planta de Sierra Boyera y la auditoría de pérdidas en las conducciones existentes entre La Colada y Sierra Boyera.

Con respecto al calendario fijado para llevarlas a cabo, Salvador Fuentes ha manifestado que “estamos manteniendo los plazos dados trabajando a contrarreloj e incluso estamos acortando algunos, lo que permitirá que pronto haya buenas noticias con respecto a la posibilidad de recuperar el agua potable en el norte de  la provincia”.

Write A Comment