Comarca

Salvador Fuentes: «Muy pronto volverá el agua apta para el consumo a los grifos del norte de la provincia»

Pinterest LinkedIn Tumblr

El presidente de la Diputación señala que «es cuestión de días».

El agua potable y apta para el consumo humano volverá a los domicilios de la zona de norte de la provincia en cuestión de días. Así lo ha señalado el presidente de la Diputación, Salvador Fuentes.

Con la lluvia caída, los embalses de la zona norte han subido su nivel y en el caso de Sierra Boyera ya supera el 70% de agua. Una cifra destacada porque hace pocos meses se encontraba sin agua.

Una vez que el agua ha llegado, las obras en Sierra Boyera y La Colada han seguido su curso, para mejorar las infraestructuras, detectar y evitar fugas, limpiar las tuberías o luchar contras las temidas algas que han provocado muchos problemas con el agua embalsada. Así pues, tras la lluvia y la inversión de 4 millones de euros por parte de la Diputación (6 millones más vienen de camino para la segunda fase), cuatro de las cinco obras planteadas con urgencia estarán terminadas en abril.

«Ha llovido y los pantanos están cogiendo unas dimensiones muy beneficiosas para toda Andalucía y concretamente para Córdoba y el norte de la provincia. El ritmo de las obras que nos planteamos con carácter de urgencia para reforzar la potabilización del agua y no sufrir los episodios que se estaban sufriendo, marcha muy bien» según destaca el presidente de la Diputación Provincia, Salvador Fuentes.

El reto ahora es culminar los protocolos de actuación en cuanto a la potabilización y la analítica del agua, con el objetivo de que esta solución sea estable en el tiempo y no vuelvan los problemas de turbidez o de mala calidad del agua en unos meses. La idea es que esta solución sea estructural y duradera. «Ya se iniciaron los protocolos de analítica del agua, se está viendo como funciona el caudal y los embalses y ahora mismo estamos cerrando todo el organigrama de protocolos para que cuando el agua esté apta para el consumo y se pueda garantizar el servicio, lo vamos a hacer de forma absolutamente normalizada pero sin provocar que abramos los grifos y dentro de dos meses tengamos que cerrarlos. De ahí la prudencia y el cálculo. Estamos siendo comedidos porque queremos que la solución sea estable y duradera», concluyó Salvador Fuentes.

Write A Comment