Agro

Asaja Córdoba afirma que el campo está “al borde del desastre por la desesperada situación de sequía”

Pinterest LinkedIn Tumblr

Más del 60 por ciento de la cosecha de herbáceos en la provincia de Córdoba está perdida

Córdoba, 19 de abril de 2023.- El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha informado de que el campo está “al borde del desastre debido a la desesperada situación de sequía” que se está padeciendo en un año natural en el que se han recogido casi 55 litros menos de agua que el año pasado por estas fechas.

Fernández de Mesa ha afirmado que más del 60 por ciento de la cosecha de cultivos herbáceos de secano de invierno en la provincia de Córdoba está perdida afectando a todo el valle del Alto Guadiato y Pedroches donde se ha perdido el 100 por cien; o la zona más cercana a la provincia de Sevilla como son los municipios de La Carlota, La Rambla o Fernán Nuñez, donde sólo se pueden salvar algunos guisantes y cebadas si lloviera estos días, ya que “el cereal está todo perdido”.

En el área del Alto Guadalquivir, más próxima a Jaén, en los términos municipales de Cañete, Valenzuela, Montoro o Baena, “las siembras están muy mal, espigando los trigos y cebadas solo a un palmo del suelo, por lo que muchos no se cosecharán debido a que no van a poder las máquinas o porque la espiga no tiene grano”.

En cuanto a las siembras de primavera, Fernández de Mesa ha informado de que el garbanzo y girasol no han alcanzado las densidades óptimas de siembra y están muy mermadas por las nulas precipitaciones.

Con respecto al olivar, su futuro es incierto debido a las altas temperaturas y la falta de

previsión de lluvia. En el caso del almendro, los frutos también tienen escaso futuro.

Otro de los grandes perjudicados de esta situación son los ganaderos extensivos porque el pasto es inexistente y, sin pasto, hay que alimentar al ganado a base de pienso; y, en la mayoría de las ocasiones, aportándole agua, lo que conlleva unos sobrecostes inasumibles para los ganaderos.

En general, Fernández de Mesa afirma que “las producciones están en fase terminal” excepto la campiña, que está aguantando un poco más debido a los 100 litros de agua que llovió en febrero y marzo y que está haciendo que “no se pierda todavía la esperanza de cosechar”.

Write A Comment